El frío y la nieve marcan la edición más épica de Ultra Sierra Nevada.

Ricardo Barrera y Ana Cristina Constantin estrenan el palmarés de la EXTREMA, modalidad que causó estragos en los pies de los participantes.


El blanco fue el color protagonista de la octava edición de Ultra Sierra Nevada. La nieve acumulada en muchos tramos del recorrido y las temperaturas registradas en la madrugada, inferiores a cero grados, condicionaron una prueba que ya de por sí se antoja exigente por las íncreibles cifras que presenta: 100 kilómetros y 5.500 metros de desnivel positivo. A pesar de las adversidades del tiempo, cerca de 300 participantes tomaron la salida un año más en el Paseo del Salón, a los pies del Conjunto Monumental de la Alhambra y el Generalife, centro de Granada.


Fue el viernes a las 22:00 de la noche y con el ambiente de las grandes ocasiones. El destino no era otro que la estación de Pradollano, en el entorno del pico Veleta, el lugar más frecuentado por los amantes del esquí y los deportes de invierno. Allí se ubica la meta de todas las modalidades del programa. La noche fue cruda y pasó factura. Y se notó en los tiempos de los participantes. El triunfo fue para el corredor de origen británico Thomas Joly de Lotbiniere, quien logró un crono de 12 horas y 16 minutos en la que era su segunda participación en USN. En categoría femenina se imponía la argentina Maite López, afincada en Cenes de la Vega, con un tiempo de 17 horas y 7 minutos.


Paralelamente a la Extrema -que comenzó el viernes a las 8:15 de la mañana- y a la Ultra, ya en la jornada del sábado se pusieron en marcha otras dos modalidades. A las 6:00 daba inicio desde el pueblo de Beas de Granada el Trail, con 62 kilómetros y 3.700 metros de desnivel positivo, y a las 10:00 lo hacía desde Quéntar la distancia Maratón, de 40 kilómetros y 2.700 m. de desnivel positivo. Así, más de un millar de corredores disfrutaron de una jornada deportiva y montañera cuyo clima fue mucho más benévolo entre los imponentes paisajes nevados de la sierra.


Otro de los alicientes de esta edición de Ultra Sierra Nevada fue el Campeonato de Ultratrail de la Federación Andaluza de Atletismo, título que alzó el atleta de Guadix (Granada) José María Pérez Hernández. Mientras, en la modalidad Trail-62K los más rápidos fueron el letón Gvido Kalnins (6:46) y la sueca Anna Stahlkloo (9:06), y en la distancia Maratón-40k el canario Evaristo Almeida (4:05:58) y la británica Eleanor Davies (4:09).


Pies mojados y nieve hasta las rodillas en el debut de la EXTREMA


En su octava edición Ultra Sierra Nevada incorporó a su programa una importante novedad: la modalidad EXTREMA, de 100 millas de distancia. Si bien la climatología y el espesor de la nieve en algunas zonas del trazado, alcanzando los 70 centímetros, obligó a la organización a activar un protocolo de seguridad recortando dos tramos peligrosos: la zona alta en la subida al Veleta y el Alto de las Catifas. Al final fueron 155 kilómetros para un desafío que vació física y mentalmente a todos los aspirantes.


Ricardo Barrera, atleta local, se hacía con la primera posición marcando un tiempo de 23 horas y 35 minutos: «Ha sido durísimo. Durante las seis primeras horas no tuve los pies secos en ningún momento, la nieve nos llegaba hasta casi las rodillas. El frío ha sido extremo, y si la distancia ya es tremendamente exigente, correr 150 km en estas condiciones es algo salvaje. Era mi tercera carrera de 100 millas».


En categoría femenina se impuso la gran favorita, Ana Cristina Constantin, corredora de gran experiencia afincada en Madrid cuyo tiempo en meta fue de 29 horas y 14 minutos: «La carrera tiene encanto pero se sufre bastante; vas con los pies mojados mucho tiempo. Estoy acostumbrada a hacer carreras largas; me cuesta más negociar los días libres con mi jefe porque trabajo en hostelería. A veces me quito un poco de sueldo a cambio de poder venir a hacer competiciones».


Ultra Sierra Nevada cierra su fin de semana grande con la Media Maratón


Ya en la jornada del domingo la octava edición de Ultra Sierra Nevada pondrá su punto final. Y lo hará con su distancia más asequible, la Media Maratón, prueba de 25 kilómetros y 2.100 metros de desnivel positivo entre la localidad de Pinos Genil y Pradollano. Otros 400 participantes tomarán parte en el evento.



156 visualizaciones0 comentarios