Buscar
  • TerraIncognita

Entrevistamos a nuestra campeona Sonia Escuriola.


Nuestra Campeona de la USN 2015 y Spain Ultra Cup, Sonia Escuriola, comparte con nostros sus impresiones sobre su magnífica temporada en la que se ha consolidado como una de las mejores trail runner de nuestro país.

- Buenas tardes Sonia, ¿Has asimilado ya tu magnífica temporada 2015 en el trailrunning español? Recordamos que este año te has proclamado campeona en la Transgrancanria Advanced, Subcampeona en Ultra Mallorca, campeona en Penyagolosa Trails, campeona de la Ultra Sierra Nevada y 5ª en la CCC del Ultra Trail du Mont Blanc 2015 entre otros muchos éxitos.

- (Sonia) Realmente no se si diría asimilar, sino disfrutar de una gran temporada que ni yo misma pensaba que sería capaz de conseguir cuando decidí luchar por la Spain Ultra Cup. Es difícil de explicar con palabras los sentimientos vividos en cada una de las carreras, ya que cada una a tenido algo especial que siempre recordaré.

- ¿Qué ha supuesto para ti este triunfo en la Spain Ultra Cup 2015?

- (Sonia) Pues realmente lo que más me ha aportado es ganar confianza en mi misma, así como también el crecer como corredora y lo más importante grandes amistades y momentos inolvidables.

- Recordamos que te proclamaste Campeona de la SUC 2015 en tu brillante victoria en la Ultra Sierra Nevada 2015. Te vimos realmente emocionada al cruzar la meta en Sierra Nevada, ¿Qué significó esta victoria en la USN2015?

- (Sonia) Fue realmente emocionante, al llegar a meta no podía articular palabra, solo me salían lagrimas de alegría por haber conseguido algo muy grande. Ganar la USN era ganar la SUC y cerrar una gran temporada que nunca podré olvidar.

- Adentrando un poco más en la USN, ¿Qué te pareció la carrera en tu estreno en Sierra Nevada?, ¿Te la imaginabas así?
- (Sonia) El inicio fue realmente precioso ya que discurría por los alrededores de la Alhambra, yo no podía dejar de mirar la belleza de tal monumento mientras avanzábamos los primeros kilómetros. El inicio de carrera lo vi bastante corredor con pistas y sendas sin ninguna dificultad, hasta llegar a los temidos cortafuegos, muy duros por su verticalidad, en los que guardé fuerzas porque sabía que la dureza de la carrera venía en el km 80 donde emprendimos la subida al Veleta. El paisaje era precioso al igual que duro, 10 km verticales donde se hizo complicado avanzar rápido por el cansancio acumulado y también por la altura, se me hizo realmente duro llegando a sufrir muchísimo los últimos kilómetros, pero nadie dijo que sería fácil, por eso pienso que me marco esta carrera.